Antimotines de Ucrania piden perdón de rodillas por brutalidad

Kiev— En la ciudad de Lvov, en el oeste de Ucrania, 100 policías antidisturbios se reunieron para pedir perdón de rodillas por las muertes que ocasionaron a manifestantes en las pasadas revueltas.

El acto se realizó durante un mitin en una plaza junto al monumento al poeta Tarás Shevchenko, convertida en el centro de las protestas europeístas en Lvov, baluarte de los nacionalistas ucranianos.

En un escenario frente a los manifestantes que les arrojaban monedas, los agentes del cuerpo antidisturbios “Berkut” (águila) se pusieron de rodillas, y prometieron que siempre estarán junto al pueblo de Ucrania, según informa el diario El Mundo en su sitio web.